jueves, 29 de julio de 2010

COMUNICADO CONFLICTO LA PENCA (Departamento Río Seco)

UNA NUEVA FINAL ENTRE CAMPESINOS Y SOJEROS
Campesinos del norte cordobés enfrentan al modelo sojero con el TSJ como árbitro

Ocho familias poseedoras del paraje La Penca reivindican el derecho a la tierra. Están imputadas de usurpar el campo que habitaron desde hace tres generaciones. Tienen una sentencia en contra del tribunal de Dean Funes. Pueden perder el campo y  tienen una pena de prisión condicional de entre ocho meses y dos años.

En los alrededores de Sebastián Elcano, departamento Río Seco, el paisaje anida signos de devastación. Algunas imágenes remiten a un temprano Apocalipsis desértico. Las imágenes muestran bestiales maquinarias agrícolas que dejan nubes de humo al atravesar los caminos guadalosos. Se asemejan a los tanques bélicos desfilando por los territorios conquistados.
Los hornos de carbón se ven como deprimidos en la desolación desmontada de una planicie que parece interminable; quizás el día de mañana alguien proponga importar madera para poder reactivarlos.
Sin embargo, en esas llanuras chaqueñas que supieron poblar miles de familias nativas, otras venidas del norte y alguna medio gringona venida del sur, todavía existe la opción y la voluntad de remediar la tierra y dar vida.
Sobre la polvorienta Ruta 21 alejándose unos ocho kilómetros de Elcano, en una de las picadas que se abren hacia el norte, hay un cartel añoso escrito sobre un disco de arado que reza “ESCUELA LA PENCA 3 kilómetros”. Hace alrededor de sesenta y cinco años, Doña Elina Viuda Belén de Olivera donó la tierra para que se montara allí el establecimiento educativo. Allí, su hijo Walter, aprendió a leer y a escribir.
Por esas cosas de la vida, en julio de 2010, los ocho hijos y la esposa de Walter Olivera esperan que la justicia les permita continuar con el legado civilizatorio.

Los Olivera saben de cuna lo que es luchar por transformar la realidad. Don Walter y sus hijos, con pico y pala cavaron una acequia de más de veinte kilómetros para que llegara el agua a la comunidad, construyeron caminos vecinales y se pusieron al frente de cuanto trabajo fuera necesario para mejorar las condiciones de vida de los campesinos que elegían desarrollar sus vidas allí.
Después de la muerte de Don Walter, sus ocho hijos continuaron transformando ese territorio difícil y esquivo en un vergel. Vacas, cabras, ovejas, chanchos, gallinas, pavos, patos y hasta ñandúes conviven con zapallos, calabazas, coreanitos, maíces y sorgos, con un tupido monte que sirve como testigo y juez de la amistad entre el hombre y la naturaleza. Los Olivera dan de comer. Trabajan de sol a sol para dar de comer. A esa manera de trabajar para sí y para los demás alguien le puso nombre: SOBERANÍA ALIMENTARIA.

Pero la armonía siempre encuentra comedidos que pretenden sepultarla. En marzo de 2004 Lucía Lazarte, viuda de Don Walter, y su nuera Verónica sintieron un ruido aterrador que se acercaba. Eran topadoras que venían abriéndose camino ante al resistencia de algarrobos y quebrachos. Solo Lucía y Verónica lograron parar las máquinas cuando se acercaban a destruir las viviendas. Los hermanos Muñoz, empresarios sojeros de la ciudad de Córdoba, pretendían ocupar por la fuerza el campo. Cuando a la resistencia se sumó el resto de la familia, las máquinas se retiraron.   
Con el tiempo, la pelea se trasladó al ámbito de los Tribunales de Deán Funes. Como para no desentonar, los jueces volvieron a mostrar su simpatía por las virtudes despobladoras del modelo sojero interpretando las leyes “para el lado de los tomates” (o reconfigurando el dicho popular: “para el lado de la soja”) Es que, una vez más, una familia que vivió por más de cien años en su tierra, fue culpada por un tribunal de usurpar su propio campo. Vale aclarar que los jueces Serafini, Elías y Ruiz, quienes dictaron la sentencia, fueron los encargados, entre otras causas, de absolver a los hermanos Scaramuzza en el caso de Doña Ramona Bustamante.

Mañana, le toca al Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba, decidir el destino de la familia Olivera y su campo. En la sentencia está en juego la libertad de cinco integrantes de la familia Olivera y el porvenir del campo. La opción para los jueces debería ser clara: criminalizar a los poseedores ancestrales o defender la vida campesina, desierto o soberanía alimentaria.

Convocamos al pueblo cordobés a defender el modelo de la vida el viernes 30 a las 9 horas en Plaza de la Intendencia.

¡GLOBALICEMOS LA LUCHA, GLOBALICEMOS LA ESPERANZA!
¡SOBERANÍA ALIMENTARIA YA!

Unión Campesina del Norte (UCAN)
Movimiento Campesino de Córdoba (MCC)

Contactos:
03522 – 15649927 / 0351 – 152087647                ucancordoba@yahoo.com.ar

ONU declaró al agua y al saneamiento como un derecho humano, a propuesta de Bolivia


28 de Julio de 2010, 12:51

    La Paz - Bolivia.-  La Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el miércoles el proyecto de Resolución presentado por Bolivia para que el agua y el saneamiento sean declarados como un derecho humano, informó el embajador ante ese organismo internacional, Pablo Solón.

    "Dijo que 122 naciones votaron a favor de la iniciativa boliviana, contra 41 abstenciones y ninguna que se haya opuesto a la misma", dijo.

    Agregó que entre las naciones que se abstuvieron de votar estaban Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Canadá.

    Solón anotó que, a partir del visto bueno de las naciones integrantes de la ONU para que el agua sea considerado un derecho humano, deben actuar en consecuencia para apoyar financieramente los programas que permitan dotar a la humanidad de este elemento, por ser vital para la vida.

    El diplomático expresó su satisfacción por la decisión de la ONU, que hace varios años, en la década de los años 40, declaró como un derecho humano el acceso a la educación y al trabajo.

    "No pudo ser menos que ese organismo internacional declare al agua en la misma categoría porque los seres humanos necesitan de ese elemento para sobrevivir y la tierra para producir".

    Solón manifestó que la humanidad tiene derecho a acceder al agua potable limpia y segura y al saneamiento.

    El presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, ha ratificado en diversas oportunidades que el agua debe ser un derecho humano con libre acceso a todos los ciudadanos.

    "El agua potable es un servicio y no debe ser objeto de acciones mercantilistas", dijo Morales, al resaltar que este servicio debe estar a cargo de los Estados.

    De acuerdo con estudios realizados por la ONU, por lo menos 884 millones de personas carecen en el mundo totalmente de agua limpia y 2.500 millones sólo pueden acceder a este recurso vital a más de tres kilómetros de distancia de sus hogares.

    Los estudios señalan, además, que 2.700 millones de personas carecen de servicios de saneamiento y otras 1.200 no cuentan con servicios de limpieza y de aseo, ni letrinas.

    El proyecto de resolución presentado por Bolivia sobre el agua reafirmó la necesidad de proteger y promocionar todos los derechos humanos bajo la responsabilidad del Estado, aunque resalta la necesidad de que la comunidad internacional coopere para que la humanidad tenga acceso al agua y el saneamiento.

    Sin embargo existen algunos países que tienen sus cuestionamientos para que derecho al agua sea considerado un derecho humano. Por ejemplo, en Inglaterra, la coalición liberal-conservadora de David Cameron ha manifestado que quiere quitar de la resolución la mención al saneamiento y que ésta hable del acceso al agua pero no su reconocimiento como un derecho humano.

    Igualmente en Australia, los laboristas en el poder han privatizado el agua, mientras que en Canadá el primer ministro Stephen Harper alega que no puede votarla porque ello obligaría a su país a compartir sus reservas hídricas con Estados Unidos.

    Bolivia ya ha consagrado en su nueva Constitución Política del Estado que el agua es un derecho humano. Así lo establece en sus artículos 16 y 20 donde resalta que el acceso al agua potable, el alcantarillado y el saneamiento "es un derecho universal del hombre que no puede estar sujeto al comercio".

    Desde hace 10 años, Bolivia y sus movimientos sociales han entablado una lucha para evitar que empresas privadas tengan a su cargo el tratamiento y distribución del agua, al punto que ganaron la batalla.

    Esa batalla para que el agua sea declarada un derecho humano ha sido llevado ante la ONU en busca del aval que reciba el aval de casi dos centenares de países consagren al agua como un derecho humano universal,

    De acuerdo con los estudios realizados por la propia ONU, si es que las naciones no asumen medidas en defensa de la sobrevivencia del planeta, se corre el riesgo que hasta el año 2030 el mundo no cuente con el agua suficiente para sobrevivir debido al calentamiento global del planeta.

    Solamente en Latinoamérica se teme que unas 77 millones de personas se vean ante la carencia del líquido elemento.

    El presidente boliviano ha denunciado ante la Cumbre sobre el Cambio Climático celebrado en Copenhague, Dinamarca, en diciembre pasado, que si el mundo no toma sus previsiones en defensa de la tierra como fuente de vida, al igual que del agua, el mundo avanza a pasos agigantados hacia su destrucción.

    El fracaso de la Cumbre de Copenhague, donde no se lograron acuerdos ni entre propias naciones desarrolladas, hizo que Morales convocará a los representantes de organismos internacionales, Gobiernos, movimientos sociales e indígenas a reunirse en abril pasado en la localidad de Tiquipaya, en el marco de la Conferencia Mundial de los Pueblos Sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Tierra a adoptar decisiones.

    En ese encuentro, al que asistieron más de tres millares de delegados de los cuatro continentes, fueron aprobadas un conjunto de recomendaciones entregadas por el propio mandatario boliviano al secretario ejecutivo de la ONU, Ban Ki-moon para que sean incluidas en los debates de la próxima cumbre sobre el cambio climático a celebrarse en Cancún. México, en diciembre.

    Entre esas recomendaciones está la necesidad de que el mundo y sus líderes tomen cartas en el asunto en defensa de la vida, de la tierra y del agua como recursos esenciales para que la humanidad sobreviva.

    Morales hizo patente su convencimiento de que los cambios climáticos que sufre el planeta los últimos tiempos se originan en las acciones de los países ricos que están inmersos en una carrera industrializadora irracional que solamente busca fines mercantilistas sin importarles la vida de la humanidad.
ABI

lunes, 19 de julio de 2010

En pie contra los monopolios

Giros es anfitrión de un Encuentro de organizaciones sociales

FOTOS: http://www.laciudadfutura.com.ar/caminata_del_ya_basta/ATS00000.htm

El movimiento de Nuevo Alberdi recibe a 300 personas de todo el país, en especial de sectores campesinos, para la Escuela de Memoria Histórica, cuya actividad anual por primera vez se hace en un espacio urbano. El jueves habrá una marcha.

Por Lorena Panzerini
/fotos/rosario/20100712/notas_o/04a.jpg
Los 300 miembros de organizaciones sociales están alojados en un galpón ocupado en 2007 por Giros.

El movimiento Giros puso en marcha la Escuela de la Memoria Histórica anual, de la que participan organizaciones sociales de todo el país. Por primera vez, las jornadas que se realizan desde 2003 en zonas rurales, tiene como sede un espacio urbano: Rosario. Se trata de una experiencia formativa de la que participan, desde anteayer, 300 personas llegadas de provincias como Santiago del Estero, Córdoba, Mendoza, San Juan, Jujuy, Salta, Neuquén, Buenos Aires y Santa Fe. Las actividades se desarrollarán hasta el viernes, e incluye la marcha de siete kilómetros, que se realizará el jueves, con la finalidad de decir: "Ya basta. Los monopolios no gobiernan la ciudad". La idea será "enfrentarse al afuera cercano, que se hace cuerpo en los indignos, los monopolios, los que sostienen la injusticia y la exclusión", plantearon.

Manuel Salinas, miembro de Giros -el movimiento local que este año es anfitrión de las jornadas anuales- indicó a Rosario/12 que la experiencia consiste en "charlas de formación para los militantes de base del Movimiento Nacional Campesino Indígena", del que Giros forma parte hace dos años. En los encuentros se abordarán temáticas "que hacen a la historia de la militancia". "Es un recorrido, a partir de la memoria, por lo valores y una guía de la militancia sobre cuestiones políticas y urbanas; con los momentos personales y los comunitarios", señaló Salinas. El joven aseguró además, que participa "gente adulta y jóvenes de casi todo el país".

El escenario en el que se desarrollarán las diferentes actividades, durante una semana, es "bastante particular". Se trata del galpón que en las inundaciones de 2007 fue ocupado por los vecinos de Nuevo Alberdi, ubicado en la intersección de Buchard y Caracas, de ese barrio. Según puntualizó Salinas, Nuevo Alberdi marcó un antes y un después en la historia de la lucha desde las agrupaciones vecinales por las tierras. Salinas recordó que ese galpón "fue ocupado por los vecinos como lugar de evacuación, cuando la Municipalidad no tenía albergue para las personas mayores de 14 años. Nosotros mismos rompimos el candado de ese espacio para que funcione como centro de evacuados para Nuevo Alberdi y barrio Cristalería, en medio de las inundaciones de 2007". Ese es el espacio elegido hoy para albergar a unos 300 miembros de los movimientos Mocase, de Santiago del Estero; MCC, de Córdoba, UST, de Mendoza; Red Puna, de Jujuy; Encuentro Calchaquí, de Salta; Mesa Campesina, de Neuquén; y Secupo, de Buenos Aires.

Giros trabaja desde hace cinco años, con base en Nuevo Alberdi, para fomentar el sostenimiento de la lucha por los territorios. "Resistir es construir", es el lema que los caracteriza. En esta oportunidad, la consigna es darle visibilidad a los movimientos sociales en un espacio urbanizado. Por eso, se manifestarán en contra de los monopolios, entre los que ubican a los emprendedores inmobiliarios que proyectan barrios privados en zonas de escaso valor, expulsan a los habitantes y una vez que se realizan obras de infraestructura para revalorizar esas tierras, hacen grandes negocios.

Para hacer visibles esos manejos que fragmentan la ciudad plantean la "caminata por la dignidad", que se realizará el jueves, desde las 12, y movilizará a más de 300 personas. La manifestación partirá desde Salta e Iriondo, y la propuesta es que la gente que desee participar "se sume en las paradas". La primera será Cargill, firma a la que llaman "de las cosechas del hambre y de la muerte"; en segunda instancia, llegarán a Puerto Norte, "la estación de la ciudad fragmentada"; luego pasarán por la Fundación Libertad, a pocos metros de la ribera rosarina, lugar al que consideran "del poder privado que controla lo público". En tanto la recorrida tendrá como cuarta parada Rosental, "estación de los indignos que concentran la tierra"; mientras que la quinta será la Bolsa de Comercio de Rosario, en pleno centro, donde "habita la expresión máxima de la especulación", según manifestaron.

Las dos últimas paradas de la marcha de siete kilómetros serán el Concejo Municipal, "de los que miran para otro lado"; y la Municipalidad de Rosario: "Es la estación del mal gobierno que entrega la ciudad", sentenciaron desde Giros.

Según indicaron los integrantes del movimiento, en todas las paradas "simplemente" dirán las dos palabras que identifican la movilización: "Ya basta". Además, en un documento entregado a los medios, Giros plantea por qué llegará el reclamo a los "monopolios" nombrados. En primer término, Cargill es para ellos "la estación del mundo colonizado por el agronegocio. Son los que cosechan hambre y muerte, no son intermediarios entre el pueblo y quienes producen material y simbólicamente tierra. No son intermediarios de nadie, por eso: globalicemos la lucha y la esperanza", instaron.

En tanto, sobre la parada en Puerto Norte recaerá un reclamo similar: "Llegaremos allí para hablar a los que levantan grandes murallas, a los que reniegan del sueño de la ciudad digna, justa e igualitaria. A los que festejan por llegar a la ciudad donde, según ellos, hay reglas claras para intervenir; y muy claras para fragmentar", señalaron.

La Fundación Libertad, es otro de los epicentros al que apunta el reclamo del "ya basta de monopolios", y al respecto aseguraron: "Desde allí se disparan los misiles privatistas. Controlan lo público porque es la base de su poder, y porque es lo único que no pueden comprar. Pero sí socavar", señalaron.

Sobre la empresa de abastecimiento y distribución de productos de consumo masivo, Rosental, aseguraron que "más del 10 por ciento de la ciudad les pertenece". Mientras que contra la Bolsa de Comercio de Rosario dispararon: "En ese edificio se refugian los contadores de un sistema injusto, los articuladores de la especulación, el único punto de unión de las mezquindades de los monopolios".

El reclamo llegará también hasta el Concejo Municipal. "Carga con la responsabilidad de mirar para otro lado a la hora de los desalojos, cuando los megaproyectos privados pasan por sus manos", expresaron.

Tras la caminata, que durará al menos cinco horas, la convocatoria se concentrará en la plaza 25 de Mayo, frente al Palacio de los Leones, donde desde el mediodía habrá una feria y varias actividades para recibir a la marcha, que estará llegando alrededor de las 17. Para esa hora está previsto el show musical de Raly Barrionuevo, que cerrará el encuentro. En tanto, el viernes, los movimientos sociales se despedirán de Rosario con un plenario a modo de balance.

Movimientos campesinos coparon la plaza San Martín

Con el objetivo de hacer visible la lucha por la posesión de la tierra y en el marco de un congreso nacional de organizaciones campesinas de todo el país que convocó el movimiento local Giros, ayer se realizó por las calles de Rosario una nutrida marcha que recorrió siete kilómetros. En el trayecto se hicieron paradas simbólicas en distintas empresas locales y se concluyó con un festival folclórico en la plaza San Martín, frente al Palacio Municipal.

Bajo el lema "los monopolios no gobiernan la ciudad", más de 200 referentes de movimientos campesinos de Santiago del Estero, Córdoba, Mendoza, Jujuy, Salta, Neuquén y Buenos Aires caminaron desde Salta e Iriondo hasta la plaza San Martín y pasaron por Cargill, la Fundación Libertad, Rosental, la Bolsa de Comercio, el Concejo Municipal, para recalar finalmente frente al Palacio de los Leones.

Plan alternativo. En ese contexto, no faltaron las propuestas alternativas de urbanización comunitaria que impulsan los campesinos para la periferia de las urbes nacionales. Al mismo tiempo, se alzaron voces contra la política que el gobierno del intendente Miguel Lifschitz lleva en ese sentido.

Desde el mediodía se montó una feria y venta de productos artesanales. Sobre las 17.30 comenzó un festival de música popular que contó con la participación de Raly Barrionuevo y Demi Carabajal a pura chacarera. También actuó Miguel Franchi. Uno de los reclamos más visibles lo alzaron los vecinos de Nuevo Alberdi, que solicitan la expropiación de la zona rural para hacer emprendimientos comunitarios.

http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2010/07/16/noticia_0001.html

jueves, 15 de julio de 2010

Donde impera el glifosato

EL TERRIBLE IMPACTO DE LOS AGROTÓXICOS

Publicado en: 13/07/2010 | La contaminación de recursos y los efectos sobre la salud de las personas por los agrotóxicos que se usan en las plantaciones de soja, son algunos de los problemas que enfrentan las comunidades indígenas y campesinas del noreste argentino.

Deo Carrizo es integrante del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE- Via campesina). El tema en el que están comprometidas las comunidades de la región es la contaminación provocada por las plantaciones sojeras.

'Para el crecimiento del grano modificado, se suele utilizar una mezcla de varios agrotóxicos muy letales, para la eliminación de ‘plagas’. La forma que se usa para esparcir el agrotóxico es con mosquito, una fumigadora terrestre, y con avionetas, fumigación aérea. Pero normalmente estas prácticas incumplen las reglas establecidas a nivel provincial por la ley 6.312 de agroquímicos. Se acercan más de lo que pueden a las poblaciones y los municipios no llevan el registro de todas las empresas de fumigación que existen' explica Carrizo.

Las consecuencias que vienen observado en la gente después de la fumigación de agrotóxicos son problemas reproductivos, en mujeres y varones; y en el aparato digestivo y la piel (manchas, llagas y alergias). 'Tenemos registro de un niño nacido con hidrocefalia y que falleció al año, y de otros casos de hidrocefalia provocados por el glifosato. En el caso del nene que murió, la familia esta rodeada de soja.'

La fumigación también afecta la producción de agricultura y ganado. 'Cuando fumigan la soja, lo hacen también por sobre el rancho, el sembradío de las familias, y esto hace que a veces se pierdan completos algunos cultivos, puesto que el glifosato es un herbicida que mata a todas las plantas excepto a la soja transgénica -explica Carrizo-. También las cabras mal paren, abortan y nacen cabritos malformados; y se contaminan el agua de los pozos o aljibes, ya que los aviones fumigan los techos donde se junta el agua de lluvia.'

Si bien hicieron denuncias ante el Ministerio de Producción provincial, no tuvieron respuesta. Otro problema que enfrentan es que el sistema médico provincial niega la problemática cuando llegan a la consulta. 'Y es importante tener en cuenta –concluye Carrizo-, que si bien el efecto agudo sobre las personas suele superarse, los agrotóxicos se caracterizan por ser acumulativos en el organismo, produciendo problemas crónicos, y cada vez que se recibe una nueva exposición, el cuadro agudo cada vez es mas grave.'

Los efectos del glisfosato sobre la salud están en discusión, en gran medida por la presión de las empresas multinacionales vinculadas al sector. Un año atrás, el Comité Nacional de Etica en la Ciencia y la Tecnología recomendó al ministro Lino Barañao la creación de una comisión interdisciplinaria de especialistas para que se expida sobre sus posibles riesgos, como consecuencia de las declaraciones del investigador Andrés Carrasco al diario Página/12, en las que se refirió al efecto devastador del glisfosato en embriones en dosis mucho más reducidas que las utilizadas en las fumigaciones.Por Sandra Chaher (ARTEMISA)

http://www.primerafuente.com.ar/index.php/noticia/donde-impera-el-glisfosato

miércoles, 14 de julio de 2010

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN SE HACE ECO DE LA ACCIÓN DE AYER CONTRA LOS TRANSGÉNICOS DESARROLLADA POR DECENAS DE ACTIVISTAS


Ecologistas en Acción apoya la acción y el manifiesto que describe las razones por las que decenas de activistas realizaron ayer una accion directa contra el cultivo de transgénicos, remitiendo este documento de manera íntegra.

Hoy, 12 de julio de 2010, decenas de personas hemos saboteado dos campos experimentales de maíz transgénico propiedad de Syngenta situados en el término municipal de Torroella de Montgrí (Baix Empordà, Girona, Catalunya).

Hemos destruido el experimento transgénico a cielo abierto de Syngenta porque entendemos que este tipo de acciones directas son la mejor manera de responder a la política de hechos consumados mediante la cual la Generalitat, el Estado y las multinacionales biotecnológicas llevan doce años imponiéndonos unilateralmente los organismos modificados genéticamente (OMG) en la agricultura y la alimentación.

El Estado español, con más de 75.000 hectáreas sembradas el año 2009, concentra aproximadamente el 80% de la superficie cosechada con OMG en Europa.[1] Después de Aragón, Cataluña es con unas 27.000 hectáreas la región europea con más hectáreas de OMG cosechadas. A la vez, durante los últimos años el 42% de los campos experimentales a cielo abierto de OMG en la UE se han sembrado en el Estado.[2]

Syngenta es la tercera empresa de semillas más grande del mundo (después de Monsanto y de Dupont). Su objectivo es dominar de manera monopólica el mercado mundial de semillas para que todas las agricultoras y toda la producción agrícola del planeta dependa de sus ventas de semillas.[3] Syngenta, junto con el conjunto de empresas transnacionales (ETN) que controlan a) los mercados mundiales de insumos agrarios (semillas, fertilizantes, agroquímicos...)[4], b) los circuitos de distribución y comercialización de alimentos y materias primas agroalimentarias, y c) el mercado mundial de productos transformados, es una de las principales promotoras y beneficiarias del modelo agroalimentario corporativo e industrial actualmente hegemónico.[5] Después de haver sido impuestos durante décadas a escala planetaria, cada vez más voces señalan que 1) este nefasto modelo productivo y social es uno de los principales responsables de la crisis alimentária, ecológica y climática a la que se enfrenta actualmente la humanidad,[6] y 2) los transgénicos agrícolas representan una nueva vuelta de tuerca del modelo agroindustrial, el cual no hace nada más que profundizar los gravísimos impactos sociales, culturales y ambientales asociados al agronegocio transnacional.[7]

Según la legislación europea, los campos experimentales de OMG representan un paso intermedio indispensable para que la Comisión Europea (CE) aprueve la cosecha comercial en territorio europeo de variedades transgénicas que hasta ahora no estavan autoritzadas en la UE. Como llevan años denunciando diversos actores europeos[8], el protocolo que han de seguir las ETN biotecnológicas para obtener la aprovación de sus semillas transgénicas está lleno de trampas e irregularidades. Entre ellas, destacan, por un lado, los varios escándalos que han salpicado a la Agéncia de Seguridad Alimentária Europea, (EFSA) los cuales han dejado claro que este organismo pretendidamente científico está al servicio de la industria transgénica.[9] Por otro lado, también hay que señalar el papel de promoción encubierta de los OMG agrícolas que está jugando la propia CE.[10]

Doce años después de que se iniciase el cultivo de maíz transgénico en Cataluña la aparición de decenas de casos de contaminación genética de las producciones agrarias, ecológica y convencional (contaminación de partidas de semillas, a nivel de campo, de piensos para el engorde animal y de productos para la alimentación directa humana) ha demostrado reiteradamente que la pretendida coexisténcia entre cultivos transgénicos y no transgénicos es totalmente imposible, además de absolutamente indeseable.[11] La proliferación de la agricultura transgénica en nuestro territorio ha supuesto la extinción de como mínimo dos variedades de trigo tradicional (“morat” y “del queixal”) y la disminución en un 95% del cultivo de maíz ecológico entre los años 2002 y 2008.[12]

Todo indica inequívocamente que los OMG agrícolas hacen imposible el desarrolo y la consolidación de modelos de producción, de distribución, de consumo y de sociedad alternativos al dominante, basados en la agroecología y la lucha por la soberania alimentária de los pueblos. Es por eso que rechazamos frontalmente tanto los transgénicos agrícolas como la sociedad tecnoindustrial capitalista que los hace posibles y necesarios (… necesarios para que unos pocos actores muy poderosos consoliden su dominio sobre la población mundial, y perfeccionen sus estratégias de negocio). Es por eso que hacemos una llamada a pasar a la acción para destruir tanto sus cultivos transgénicos como el orden social que perpetúan los actores que los promueven.


[1] Para más información sobre la evolución durante los últimos años de la superfície cosechada con OMG en el Estdo es posible descargar una tabla con formato PDF desde el sitio web del MARM: http://www.mapa.es/agricultura/pags/semillas/estadisticas/serie_maizgm98_06.pdf

[2] www.tierra.org

[3] Con tal de alcanzar estos objectivos Syngenta no duda en emplear los metodos más expeditivos que se puedan imaginar. Sirva de ejemplo el ataque que llevó a cabo el año 2007 en Brasil una empresa de seguridad contratada por esta multinacional contra campesinas que habian ocupado una finca de su propiedad, acción que concluyó con un campesino del Movimento dos Sem Terra asesinado y cinco más heridos de gravedad.

[4] El año 2006 las cuatro principales empresas de semillas (Monsanto, Dupont, Syngenta y Groupe Limagrain) controlavan el 44% del mercado de semillas. Aquel mismo año Monsanto, Dupont, Syngenta dominaron el 46% del mercado mundial de semillas patentadas. A la vez, Montsanto, Bayer, Syngenta y DuPont-Pioneer controlaron el 100% del mercado mundial de semillas transgénicas: ETC Group, 2007. Las 10 compañías de semillas más importantes del mundo – 2006. Disponible en: http://www.etcgroup.org/en/node/657

[5] Durante los años 2007 y 2008, mientras la combinación de la crisis alimentária y la crisis financera mundial hacía aumentar el número de personas ambrientas más allá de los 1.000 millones, Syngenta y el resto de ETN agroalimentárias batian sus própios récords de ganancias: Grain, 2009. Las coporaciones siguen especulando con el hambre. Disponible en: http://www.grain.org/seedling/?id=596

[6] GRAIN, ODG, Entrepobles, Xarxa de Consum Solidari i Veterinaris Sense Fronteres, 2009. Cocinando el planeta. Hechos cifras y respuestas sobre cambio climático y sistema alimentário global: 6. Disponible a: http://www.grain.org/o/?id=85

[7] Aguado, J; 2010; Los transgénicos nos expulsan del campo y de nuestros pueblos. Disponible en: http://www.anticapitalistas.org/node/5099. En el sitio web de la Plataforma Som Lo Que Sembrem hay relacionado un listado de los principales impactos de los OMG agrícolas, así como los enlaces a los estudios que los certifican (http://www.somloquesembrem.org/index3.php?actual=7&actual2=167).

[8] Mirar, por ejemplo, el articulo “La Ciencia basura de la EFSA” en el sitio web de Greenpeace: http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/transgenicos

[9] Sirvan de ejemplo los casos del maíz bt176 de Syngenta, aprovado y labrado en Europa y en el Estado español durante años antes que sus evidéncias respecto a sus riesgos para la salud obligasen a la CE a prohibirlo, o la repercusión que tuvo en la prensa europea y estalal el escándalo alrrededor del MON863, el cual salió a la luz el mayo del 2005. Pueden consultarse al respecto la versión del 22 de mayo del diario inglés The Independent on Sunday, así como la versión del 24 de mayo de El Mundo (página 29).

[10] Amigos de la Tierra, 2008. Las Malas Compañías: La relación entre la Comisión Europea y la Industria de los transgénicos. Disponible en: http://www.tierra.org/spip/spip.php?article564

[11] Plataforma Transgènics Fora!, Assemblea Pagesa y Greenpeace, 2006; La imposible coexistencia. Disponible en: http://www.greenpeace.org/raw/content/espana/reports/copy-of-la-imposible-coexisten.pdf

[12] Binimelis, R., 2008. Coexistence of plants and coexistence of farmers: Is an individual choice possible? Journal of Agricultural and Environmental Ethics, 21(5): 437–457.

sábado, 3 de julio de 2010

Campesinos de Haití marchan en contra de Monsanto, revindican soberanía alimentaria y de semillas

Noticias de la Vía Campesina


[Fotos y vídeos en www.viacampesina.org]



El cuatro de junio alrededor de diez mil campesinos y campesinas Haitianos marcharon para protestar el ‘mortífero regalo’ de semillas al gobierno de Haití por parte de la compañía Monsanto, basada en los Estados Unidos. La marcha recorrió siete kilómetros, de Papaza a Hinche, en un área rural en la meseta central del país. Fue organizada por varios movimientos rurales en Haití quienes proponen un modelo de desarrollo basado en soberanía alimentaria y de semillas, en lugar de la agricultura industrial. Consignas de la marcha incluyeron, “que viva la semilla criolla de maíz!”, y “los transgénicos e híbridos de Monsanto violan la agricultura campesina.”

El país más pobre del hemisferio oeste, Haití comparte la isla caribeña La Española con la Republica Dominicana. Alrededor del 65 por ciento de la población de Haití vive en áreas rurales y son campesinos con producción para subsistencia. El 12 de enero del 2010 un terremoto devastador sacudió la ciudad capital de Puerto Príncipe con un saldo de 800,000 refugiados urbanos quienes emigraron a áreas rurales. De acuerdo con Chavannes Jean-Baptiste, coordinador del Movimiento Campesino Papaye (MPP, por sus siglas en francés) y miembro de la Comité de Coordinación Internacional de la Vía Campesina, “existe actualmente una escasez de semilla en Haití porque muchas familias rurales utilizaron su semilla de maíz para alimentar a los refugiados”.

Con ventas por $11.7 miles de millones de dólares en 2009, la transnacional con sede en Estados Unidos es la compañía más grande de semillas a nivel mundial, controlando un quinto del mercado propietario de semillas y 90 por ciento de los patentes de la biotecnología en la agricultura. En el mes de mayo, Monsanto anunció que había entregado 60 toneladas de semilla híbrida de maíz y de hortalizas a Haití, y que 400 toneladas de su semilla (con un valor de 4 millones de dólares) serán entregados en 2010 a 10,000 campesinos. La transnacional, United Parcel Service proveerá la logística en cuanto a transporte, mientas que Winner, un proyecto de 127 millones de dólares financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y enfocada sobre la “intensificación agraria” se encargará de distribuir la semilla.i De acuerdo con Monsanto, la decisión de donar la semilla a Haití fue decidida en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza: “el Gerente General Hugh Grant y Vicepresidente Ejecutivo Jerry Steiner atendieron el evento y tuvieron conversaciones con los participantes sobre qué podría hacerse para ayudar a Haití” ii No queda claro si algún Haitiano participó en estas conversaciones en Davos.

Algunos han alegado que el representante de Monsanto en Haití es Jean-Robert Estimé quien actuó como ministro de relaciones exteriores durante la dictadura brutal de la familia Duvalier que duró 29 años. iii Mientras que Monsanto fuertemente niega esta afirmación, iv Estimé fue incluido en un intercambio de correo electrónico sobre la donación que tuvo lugar entre Elizabeth Vancil, directora de Asociaciones Globales para el Desarrollo de Monsanto y Emmanuel Prophete, un agrónomo Haitiano que trabaja para el Ministro de Agricultura. v El nombre de dominio de la dirección de correo electrónico de Estimé es de Winner (www.winner.ht). vi

Muchos Haitianos y Haitianas consideran la donación de semilla de Monsanto como parte de una estrategia más amplia de imperialismo político. “El gobierno Haitiano está utilizando el terremoto para vender el país a las multinacionales”, dijo Chavannes Jean-Baptiste. Elizabeth Vancil declaró que el hecho de abrir los mercado Haitianos a los productos de Monsanto “sería una buena decisión”. vii

Monsanto ha subrayado que la semilla donada es semilla híbrida y no genéticamente modificada. viii Sin embargo la semilla híbrida no incrementará la soberanía alimentaria de los campesinos y las campesinas haitianos ni su autonomía; Monsanto reconoce que los campesinos no serán capaces de reutilizar estas semillas en el futuroix, y que aunque se está dando la semilla sin costo, los campesinos pagarán por ella. “El hecho de dar una plena donación a de semilla imposibilitaría una de las partes básicas de la infraestructura de la agricultura y economía de Haití”, dijo Monsanto,x quien está donando la semilla al gobierno para ser vendida a los campesinos. Winner distribuirá la semilla a través de las tiendas de las asociaciones de campesinos, quienes utilizarán las ganancias para reinvertirlas en otros insumos, y así ayudar “a los campesinos a decidir si utilizar insumos adiciones (incluyendo fertilizantes y herbicidas) y… cómo manejar la próxima época de siembra.” xi

El sector agropecuario de Haití ya ha sido desarticulado por la influencia de los Estados Unidos en el pasado. En 1991, Jean Bertrand Aristide, el primer presidente de Haití electo democráticamente fue quitado a través de un golpe de estado apoyado por los Estados Unidos. Como condición para regresar a Haití, los Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial requirieron que Aristide abriera el país al libre comercio. Los aranceles sobre el arroz (grano básico para el país) se redujeron del 35 al 3%. Financiamiento del estado fue desviado del desarrollo agropecuario y hacia la financiación la deuda externa del país. Arroz subsidiado de Arkansas (era la época de la presidencia de William Clinton, proveniente de ese estado) inundó el mercado haitiano. La producción de los campesinos y campesinas arroceros fue destruida y hoy en día casi todo el arroz que se consume en Haití es importado. Sacos de arroz se pueden ver en todos los mercados y tiendas de las comunidades, también como bultos encima de las cabezas de la gente y en los costados de las mulas.

Hoy en día, los Estados Unidos están desestabilizando el sistema alimenticio de Haití desde su base. Una carta que fue enviada del Ministro de Agricultura de Haití a Monsanto indica que semilla modificada genéticamente pudo haber sido ofrecida a parte de la semilla híbrida. “en la ausencia de una ley que regule el uso de organismos genéticamente modificados (OGMs) en Haití, no estoy en libertad de autorizar el uso de semilla Roundup Ready o ninguna otra semilla con material genéticamente modificado”, dijo Juanas Gue, Ministerio de Agricultura de Haití en una carta a Monsanto xii, la cual comprueba claramente que abrirá nuevos mercados en países en vía de desarrollo para su semilla transgénica y químicos tóxicos. En 2005, Monsanto fue condenado por el gobierno de los Estados Unidos por haber sobornado a funcionarios de Indonesia de alto nivel para legalizar el algodón genéticamente modificado. También hay evidencia que en 2004 Monsanto vendió una finca a un senador brasileño por un tercio de su valor en intercambio a ayudara a legalizar el glifosato, el herbicida más utilizado en todo el mundo (comercializado por la compañía como Roundup). xiii

De acuerdo con Paulo Almeida de 31 años, y miembro del movimiento brasileño de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST) quien ha estado en Haití desde 2009 como parte de una brigada de solidaridad organizada por la Vía Campesina en Brasil, Monsanto también ha fomentado que campesinos brasileños siembren soja Roundup Ready de manera ilegal en Brasil. “Quieren implementar el paquete tecnológico de la Revolución Verde, lo cual no es posible en Haití. Aquí no hay forma de sobrevivir con monocultivos.”

La semilla de maíz donada por Monsanto fue tratada con el fungicida Maxim XO, y la semilla de jitomate calypso fue tratada con thiram, un químico tan tóxico que el gobierno de los estados Unidos requiere a los trabajadores de la agricultura utilicen ropa protectiva cuando utilizan las semillas tratadas con el fungicida. La comunicación entre Monsanto y el Ministerio de Agricultura no contiene ninguna explicación del riesgo causado por estos químicos, o alguna oferta de ropa protectora o entrenamiento especial para cuando los campesinos Haitianos utilicen esta semilla. xiv

El desarrollo de agricultura industrial en Haití está relacionado con planes para desarrollar una industria de agrocombustibles para la exportación en el país. En 2007 USAID publicó un informe sobre las perspectivas para los biocombustibles sólidos y líquidos en Haitíxv, mientras que en el documento de estrategia para Haití de 2007-08 del Banco Interamericano de Desarrollo indica que el quitar “obstáculos para la exportación de productos agropecuarios es una prioridad alta” y que “la promoción de biocombustibles está siendo explorada de forma especifica.” xvi

El gobierno estadounidense de Obama mantiene una política hipócrita e inconsistente en cuanto a Monsanto y los cultivos transgénicos. Cuando la familia Obama se mudó a la Casa Blanca sembró un huerto orgánico, y sólo podemos asumir que no sembraron transgénicos o semillas híbridas. En los Estados Unidos Monsanto monopoliza el 60 por ciento del mercado de semilla de maíz y el 80 por ciento del mercado de semilla de maíz transgénica. En marzo, el gobierno de Obama convocó audiencias publicas contra los monopolios que juzgarían sobre la competitividad en el mercado de semillas de los Estados Unidos y aún tiene que publicar sus conclusiones. Sin embargo, el gobierno de Obama está fuertemente promoviendo los intereses de las transnacionales de biotecnología para la agricultura de los Estados Unidos en el exterior. En la convención anual de la industria de biotecnología en mayo, José Fernández, secretario asistente para la Oficina de Asuntos Económicos, Energéticos y Empresariales indicó que el Departamento de Estado de los Estados Unidos (el cual incluye al USAID) pretende confrontar agresivamente a los enemigos de la biotecnología para la agricultura.xvii

Mientras tanto, la corte suprema de los Estados Unidos está considerando presentemente el caso de Monsanto contra Geertson Seed Farms, al cual trata los efectos económicos y ecológicos de la contaminación genética de semilla orgánica a través de polen transgénico. Una decisión favorable para Monsanto llevará a la contaminación amplia de alfalfa orgánica, lo cual destruirá la industria lechera orgánica en los Estados Unidos. A pesar de que polen transgénico de Monsanto ha contaminado el maíz mexicano por más de una década, la compañía recientemente recibió permisos del gobierno de ese país para llevar a cabo experimentos de campo sobre maíz transgénico en cuatro estados. México es la cuna del maíz, con miles de variedades nativas. La contaminación del maíz haitiano con polen del híbrido de Monsanto también ocurrirá y podría resultar en que las variedades Haitianas fueran no utilizables para guardar y re-sembrar, obligando a los campesinos a una dependencia de esa compañía.

La entrada de Monsanto a Haití significará la desaparición de los campesinos”, dijo Doudou Pierre Festil, miembro del Movimiento Campesino del Congreso de Papaye y coordinador de la red Nacional Haitiana de Soberanía y Seguridad Alimentaria. “Si la semilla de Monsanto llega a Haití, la semilla de los campesinos desaparecerá. La semilla de Monsanto creará problemas de salud y medio ambiente. Por eso es necesario para nosotros luchar contra este proyecto de muerte que busca eliminar a los campesinos”.

Si el gobierno de los Estados Unidos verdaderamente quiere ayudar a Haití, ayudará a los Haitianos a construir su soberanía alimentaria y agricultura sustentable”, bastada sobre sus propias semillas nativas y acceso a la tierra y a crédito. Esta sería la verdadera manera de ayudar a Haití”, dijo Dena Hoff, campesina de una granja diversificada en el estado de Montana y miembro del Comité de Coordinación Internacional de la Vía Campesina.

Las Naciones Unidas calculan que el 75 por ciento del la diversidad fitogenética del mundo ha sido perdida en la medida que campesinos han abandonado su semilla local por semillas de variedades genéticamente uniformes ofrecidas por las transnacionales y en la medida que semillas transgénicas e híbridas han contaminado a las variedades nativas. Homogeneidad genética incrementa la vulnerabilidad de los campesinos a cambios climáticos súbitos y a nuevas enfermedades y plagas, mientras que la agrobiodiversidad de semillas, adaptadas a distintos micro-climas, alturas y suelos es fundamental para poder ser adaptadas al cambio climático.

Las voces que critican las donaciones de Monsanto declaran que la mejor forma de asegurar suficiente semilla para Haití es a través de la colección, conservación y distribución de variedades locales y nativas en bancos de semilla de las comunidades. Las variedades nativas de semillas en Haití han sido desarrolladas y adaptadas a las distintas regiones de Haití a través de varias generaciones, al ritmo de su pueblo. Guardar y resembrar estas semillas reesfuerza la maleabilidad genética, como su capacidad de adaptarse rápidamente a través de generaciones a las cambiantes condiciones de cultivo, y también incrementa la agrobiodiversidad.

Países que son islas están especialmente amenazadas por el cambio climático. Si los Estados Unidos no rectifica su política hacia Haití esta vez, no habrá otra oportunidad. Dada la extensión de la inseguriadad alimentaria y la degradación al medio ambiente en Haití, el país debe adoptar una política de soberanía alimentaria para que su pueblo y su biodiversidad puedan sobrevivir. El 98 por ciento del bosque tropical nativo de Haití se ha perdido, hay una erosión de los suelos muy extensa y la desertificación está incrementando. Haití no puede sostener más destrucción ecológica que traería la imposición de la agricultura industrial. Alternativamente, si el gobierno de Obama apoyara una política de soberanía alimentaria en Haití, el país podría construir un modelo de producción alimentaria que alimentara a todo el pueblo Haitiano con alimentos sanos, que incrementara la biodiversidad y resistencia ecológica y contribuiría a un desarrollo económico local y sustentable. Investigaciones recientes por agroecologistas en la Universidad de Michigan denuestran que agricultura de pequeña escala es más eficiente en conservar e incrementar la biodiversidad y los bosques que la agricultura industrial. xviii Para implementar una política de soberanía alimentaria, Haití debe desarrollarse sin la semilla de Monsanto.

Afortunadamente, los campesinos Haitianos tienen una larga historia de resistencia y lucha. Haití fue la primera colonia en el hemisferio oeste que tuvo un levantamiento de esclavos exitoso y que resultó en una nación independiente en 1804. Haití fue maltratada por los poderes globales emergentes, sobre todo a los Estados Unidos. “Defendemos nuestra agricultura campesina, defendemos la soberanía alimentaria y defendemos el medio ambiente de Haití hasta nuestra gota de sangre”, dice la Declaración Final de la marcha contra Monsanto. “Nos comprometemos a unir nuestras fuerzas para cambiar este estado anti-campesino y anti nacional. Queremos construir otro tipo de estado, un estado que defienda la agricultura campesina, un estado que apoye a los hombres y mujeres rurales en la protección del medio ambiente y la conservación de los suelos y los bosques” xix

Hablando desde el escenario de la plaza Charlemagne Péralte, nombrada por el líder Hinche de un movimiento armado contra la ocupación de 1915-1934 de Haití, Chavannes Jean-Baptiste quemó simbólicamente la semilla de Monsanto, mientras que otras empezaron a distribuir paquetes de semilla criolla al la multitud entusiasta. “Tenemos el derecho a luchar por nuestras semillas”, dijo Jean-Baptiste. “Tenemos que defender nuestra soberanía alimentaria”.xx


Noticias de la Vía Campesina –15 de Junio del 2010


Noticias de la Vía Campesina - 15 de junio del 2010



La Vía Campesina
La Vía Campesina es el movimiento internacional de los campesinos, las campesinas, los pequeños y medianos productores, los sin-tierras, las mujeres y jóvenes de las comunidades rurales, los pueblos indígenas y los trabajadores agrícolas. Creada en 1993, la Vía Campesina agrupa actualmente a cerca de 150 organizaciones de 70 países de todo el mundo en Asia, África, Europa y las América.

Secretaría Operativa Internacional:

Jln. Mampang Prapatan XIV no 5 Jakarta Selatan, Jakarta 12790 Indonesia
Tel/fax: +62-21-7991890/+62-21-7993426
Email: viacampesina@viacampesina.org

PRIMER CONGRESO MNCI

Primer ASAMBLEA DE MUJERES Y PRIMER CONGRESO DEL MNCI CLOC

Primer ASAMBLEA DE MUJERES Y PRIMER CONGRESO DEL MNCI CLOC
click en imagen

20 AÑOS MOCASE VIA CAMPESINA

20 AÑOS MOCASE VIA CAMPESINA

BETY CARIÑO: MILITANTE ANTIMINERA ASESINADA EN OAXACA - MEXICO

Discurso de Bety Cariño. Tecuán News- Kolectivo Azul. Embajada de Canadá. 3 de diciembre de 2009