jueves, 27 de agosto de 2009

Foro Regional contra los Agronegocios y entrevista a Patricia - MOCASE-VC y Ana del MCC-MNCI

Campo y ciudad, la misma lucha

Patricia Pereira, del MOCASE - Vía Campesina, sobre el intercambio de experiencias de lucha contra el agronegocio: de lo rural a lo urbano.


La integrante del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), que hace parte de la Vía Campesina Argentina, dialogó con Radio Mundo Real en el marco del Foro Regional Contra los Agronegocios culminado este domingo en la capital de Paraguay.

La activista campesina dijo que la clave para enfrentar al agronegocio pasa por concientizar tanto al campesino como al consumidor, que vive en las ciudades.

También relató el contexto del atentado a una de las radios comunitarias del movimiento, herramienta fundamental en la comunicación y el trabajo de educación política a la que se aboca el MOCASE.

“Si algo de bosque natural nos queda es porque nos hemos organizado”, nos dice Patricia en relación al desmonte que llevan adelante las empresas sojeras en Santiago del Estero.

Asimismo nos cuenta la estrategia mediante la cual se unificó a nivel de toda la Argentina el movimiento campesino en la conformación del Movimiento Nacional Campesino cuatro años atrás.

Foto: http://www.laotravoz.net


Para escuchar la entrevista completa: http://www.radiomundoreal.fm/Campo-y-ciudad-la-misma-lucha


Resistir desde la base

Entrevista a Ana Lucía Agnelli, cordobesa, del Movimiento Nacional Indígena y Campesino

En la primera jornada del Foro Regional contra el Agronegocio que se celebra en Asunción, entrevistamos a Ana Lucía Agnelli sobre los impactos del agronegocio en su región, la provincia argentina de Córdoba.

Ana Lucía describe el proceso de resistencia a partir de una alianza creciente de movimientos sociales, campesinos e indígenas en su país. Asimismo aporta su visión sobre el mundialmente difundido como "conflicto del campo" en Argentina desde la perspectiva popular.

Para escuchar la entrevista completa: http://www.radiomundoreal.fm/Resistir-desde-la-base


sábado, 22 de agosto de 2009

El Movimiento Nacional Campesino Indígena de Argentina presente en Honduras












El Movimiento Nacional Campesino Indígena de Argentina presente en Honduras

En el marco de una misión de la Vía campesina de solidaridad y apoyo al Frente por la resistencia al golpe de Honduras, Horacio Britos integrante del Movimiento Nacional Campesino Indígena de Argentina está en ese país desde el 16 de Agosto.

El compañero Horacio se encuentra acompañando las actividades de las organizaciones campesinas hondureñas de la Vía campesina. La misión de Vía campesina está compuesta además por compañeros de organizaciones campesinas de varios países del mundo.

En conversaciones telefónicas desde Honduras Horacio nos resalta un panorama de lo que se vive en las calles y en el campo:

“El alto grado de confrontación entre los golpistas y las organizaciones sociales, sindicales y políticas que conforman el Frente por la resistencia al golpe, se debe a que hay dos proyectos en disputa. El Frente por la resistencia está luchando no solo por la vuelta de Zelaya, sino que se ha comprometido con una convención constituyente participativa que refunde las bases políticas y sociales del país. Los golpistas y los empresarios locales harán lo imposible por impedir que se realice la constituyente.”

“El apoyo que tiene Zelaya se debe a un programa de acciones que estaba llevando a cabo que incluía: aumento de salario mínimo, cobertura social, planes de alfabetización, planes de apoyo a las organizaciones sociales, articulación con el ALBA, impulso a la prohibición de la minería a cielo abierto, retomar la reforma agraria pendiente, empezar a sacarse de encima las bases yanquis de Honduras.”

“Existe un clima represivo y de privación de las garantías mínimas. Hay mucha represión y los golpistas ya han dejado varios muertos, hay un maltrato especial a los nicaragüenses y salvadoreños. Hay listas negras y amenazas a varios líderes militantes. Los dirigentes del Frente viven bajo amenaza de muerte .A pesar de esto el Frente por la resistencia se basa en acciones pacificas”

“Los golpistas cuentan con el apoyo de los medios de comunicación además de los grandes grupos empresarios de Honduras, El Salvador y Guatemala. Los medios masivos de comunicación ocultan los hechos represivos y las movilizaciones del frente que son muy importantes.”

“La reforma agraria era uno de los ejes de trabajo de Zelaya con las organizaciones campesinas. Los golpistas han detenido todo el proceso de distribución de la tierra, por lo que La Vía Campesina de Honduras, ha decidido y llevado a cabo la toma del edificio del Instituto Nacional Agrario que tiene a cargo aplicar la Ley de Reforma Agraria, donde están pendiente más de 600 casos de tierras, que esperan las expropiaciones. Los compañeros han decidido resguardar los expedientes hasta que el gobierno golpista renuncie.” “Las organizaciones campesinas son pilares del Frente contra el golpe”.

“El ALBA constituye un proyecto de autonomía regional que atenta contra las pretensiones imperiales de EEUU, el gobierno de Zelaya apostaba fuertemente al ALBA”

“La posición del gobierno argentino y de la UNASUR ha sido muy positiva desde el punto de vista de las organizaciones sociales del frente por la resistencia al golpe”

Finalmente Horacio nos comenta sobre la situación de los movimientos sociales:

“Existe una gran movilización popular, mucha reacción a los golpistas y un gran espíritu de lucha del pueblo Hondureño. Movilizaciones, paros, bloqueos de calles y rutas, son acciones que no cesan en honduras”

“Sin embargo el gobierno golpista hace como que nada sucede, generando un clima muy tenso que se agrava ante las provocaciones e incitaciones al odio que realizan los empresarios, terratenientes y medios masivos de comunicación, esto puede desembocar en hechos violentos lamentables”

El compañero Horacio Britos permanecerá en Honduras junto a la misión de Vía campesina que intenta garantizar la seguridad de los militantes sociales, en el marco del reclamo pacifico pero activo para que retorne la democracia a honduras.

La Vía campesina llama a todas las organizaciones a solidarizarse con el pueblo hondureño y realizar campañas de difusión y de apoyo económico para las organizaciones del frente.

Desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena instamos al gobierno argentino a continuar con su política de presión sobre los golpistas y apoyo al gobierno democrático de Zelaya.

La paz en toda la región sudamericana está en juego en honduras de continuar el golpe, y en Colombia en caso de que se avance con la instalación de bases norteamericanas.

¡Globalicemos la Lucha!

¡Globalicemos la Esperanza!

Reforma Agraria y Soberanía Alimentaria para un mundo más justo.

Movimiento Nacional Campesino Indígena

Vía Campesina

Contactos: Via Campesina de Honduras. 00504 2359915 / 2394679

Contactos MNCI (Argentina): movnaccampesinoindigena@gmail.com

martes, 18 de agosto de 2009

Soberanía Alimentaria: Alimentos y recursos naturales: el ojo del huracán

Un viaje a la guerra por comida y agua
Un equipo de APM y de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la UNLP recorrió el noreste argentino, donde movimientos campesinos luchan por la subsistencia y la democracia.


El sistema de producción alimentaria es un campo de batalla que no permite certezas sobre la cantidad de víctimas y bajas. El frente de combate se encuentra en las zonas de expansión de las fronteras agrícolas, allí donde tiene lugar el desmonte para sembrar “commodities” y desde donde se expulsa a la población campesina, que debe instalarse en arrabales pobres de pueblos y ciudades, verdaderos campos de refugiados.

Un equipo de APM y de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Universidad Nacional de La Plata recorrió los denominados “Bajos Submeridionales”, región del noreste de Argentina donde se puede observar una lucha desigual.

Los “Bajos Submeridionales” conforman un área de tierras bajas y anegadizas, de una extensión aproximada de 8 millones de hectáreas. Abarca el Sur de la provincia de Chaco, el Este de Santiago del Estero y el Norte de Santa Fe, en condiciones de inundaciones y sequías cíclicas.

Allí resisten a los asaltos del modelo de producción de los “agronegocios” exponentes de “el otro campo” (en relación a la expresión “el campo”, como se autodenominan las patronales agroexportadoras): la Unión de Campesinos Poriajhú, de la provincia de Chaco; el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), y los Pequeños Productores de El Nochero y Villa Minetti, de la provincia de Santa Fe. Algunos son integrantes de Vía Campesina, el mayor movimiento social del mundo, con alrededor de 150 millones de personas.

La correlación de fuerzas es despareja, las armas utilizadas contra ellos son topadoras, maquinarias agrícolas pesadas, pesticidas, herbicidas y aviones fumigadores; la metodología de expulsión consiste en destruir sus sistemas alimentarios, arrasándolo todo: derriban sus alambrados, destruyen sus casas, matan sus animales y fumigan sus cultivos y cabezas; a ello hay que sumarle el retaceo del agua, elemento esencial para paliar la actual sequía, en la que los seres humanos se disputan con los animales el líquido potable.

El conflicto nos remite al recordado caso de la “La Forestal”, empresa de capitales extranjeros -principalmente ingleses, pero también franceses y alemanes- que manejó buena parte de la actividad política y económica de esta región entre fines del siglo XIX y principios del XX. Su nombre es recordado porque representa la destrucción de una parte importante de los recursos naturales, la explotación de sus trabajadores y los oscuros contactos con el poder de turno. Explotó en forma desastrosa unos dos millones de hectáreas de quebrachales.

“La Forestal” resultó ser un gran negocio para sus múltiples dueños. Contaban con ferrocarriles, puertos propios, leyes particulares, policía privada y pagaban a sus trabajadores con vales que debían ser canjeados en los almacenes de la misma empresa. La firma se retiró del país en el año 1966, debido a la brusca caída de los precios internacionales de la madera y el tanino.

La tala del quebracho dio lugar al cultivo del algodón y al afincamiento de colonos y familias campesinas, que fueron tomando posesión de las tierras. Sin embargo, los grandes monopolios que operaban en la compra, venta e industrialización del producto fijaron los precios a su antojo, como fue denunciado en la década de 1970 por las Ligas Agrarias, movimiento que nucleó a pequeños y medianos productores rurales del noreste de Argentina y fue desarticulado por la dictadura militar que ocupó el gobierno entre los años 1976 y 1983.

En ese marco se produjo una nueva modificación de la estructura agraria, con la presencia de agentes económicos que privaron a los campesinos de sus medios de producción, la tierra, destinada ahora al cultivo intensivo de granos de exportación. Asimismo, esos nuevos sujetos concentrados introdujeron modificaciones en los mercados y sistemas de comercialización, y provocaron el incremento de la desocupación. Ese proceso está ligado a una costosa tecnificación y a la migración de campesinos hacia los centros urbanos.

A partir de 1996, con la introducción de la soja transgénica, aumentó la presión sobre esas fronteras agrícolas por parte de actores de capital concentrado, provenientes incluso de otras provincias, y afectó aún más a las economías campesinas: incrementaron el conflicto por la tierra y expulsaron a los campesinos mediante la destrucción de sus sistemas de producción alimentaria.

Mucho de lo que no registran los medios de comunicación hegemónicos es invisible ante la sociedad, porque “no existe”. Así, en el denominado “conflicto del campo”, en Argentina sólo cuentan cuatro entidades patronales: Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Confederación Intercooperativa Agropecuaria Cooperativa Limitada (CONINAGRO) y Federación Agraria Argentina (FAA). Se invisibiliza en forma sistemática que la agricultura familiar y campesina cuenta con organizaciones propias que representan más del 50 por ciento del empleo rural.

En ese sentido, la Unión de Campesinos Poriajhú, el MOCASE y los Pequeños Productores de El Nochero y Villa Minetti conforman un pequeño ejemplo de una realidad que resiste y crece. Reciben la solidaridad de otros movimientos sociales, tanto rurales de pequeños productores como urbanos, de organizaciones no gubernamentales y de integrantes de universidades públicas identificados con la agenda de Soberanía Alimentaria.

fglenza@prensamercosur.com.ar

El campo invisibilizado: Movimiento Nacional Campesino Indígena


“Con menos retenciones, hay más soja”

Conforman la organización rural más grande del país, con 15 mil familias campesinas. Enfrentan a la Mesa de Enlace y apuestan a otro modelo agropecuario. “Que la Mesa de Enlace hable de pobreza es como Videla hablando de democracia”, ironizan.

Por Darío Aranda
http://www.pagina12.com.ar/fotos/20090817/notas/na12fo01.jpg
Diego Montón, Ariel Méndez y Ramiro Fresneda, tres integrantes del Movimiento.

Crían animales para autoconsumo y cosechan algodón, son arrieros y trabajadores de la vid, hacheros y productores de carbón. Poseedores ancestrales de parcelas donde trabajan y viven desde hace generaciones. El Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) está integrado por quince mil familias de siete provincias, la base de la pirámide rural, hombres y mujeres que les ponen el cuerpo a los trabajos duros del campo, manos curtidas e ideas claras. “No sembramos soja, no entendemos la tierra como un negocio, no somos ricachones que explotan a trabajadores rurales. Quizá por eso los medios de comunicación y la clase política no nos llaman ‘campo’”, resumen. En la vereda de enfrente de la Mesa de Enlace, paradójicamente también son excluidos por el Gobierno: “La soberanía alimentaria que practicamos es contraria al modelo de agronegocios actual”. Advierten que una baja en las retenciones de soja traerá aparejado un avance del monocultivo y consideran “cínico” que la Sociedad Rural se refiera a la pobreza. Tres integrantes del MNCI –Diego Montón, Ramiro Fresneda y Ariel Méndez– apuntan al reclamo de fondo: un cambio de modelo agrario.

–¿Por qué gran parte de la sociedad urbana utilizan Mesa de Enlace como sinónimo de campo y se olvidan del sector campesino?

Diego Montón: –La Mesa de Enlace representa principalmente a empresarios y corporaciones que se benefician de la alta concentración que existe de la tierra, los bienes naturales y los mercados. Para ellos, propiedad privada y ganancia desmedida son los principales pilares de una sociedad. Para ellos, la tierra es una mercancía más. El verdadero campo no tiene nada que ver con eso: la tierra, la naturaleza y las familias campesinas son vida, solidaridad y trabajo.

Ramiro Fresneda: –Actualmente, la verdadera población rural está siendo avasallada por la Mesa de Enlace, el agronegocio, que intenta despojarnos de la tierra y los medios para producirla. Invierten mucho dinero en crear esa falsa imagen de que son campechanos y laburadores, pero es todo un cascarón armado junto con los medios de comunicación.

Ariel Méndez: –Históricamente, los sectores agropecuarios se agremian alrededor de organizaciones que los representan en su carácter productivo y clasista. Las organizaciones que componen la Mesa de Enlace representan a sectores altos y medios de la burguesía agraria. No somos parte de ese campo con soja, superávit y dirigentes ricachones nucleados en entidades tradicionales que nunca han metido las manos en la tierra y que explotan a nuestros compañeros.

–¿Por qué permanece la idea que Federación Agraria representa a pequeños productores?

D. M.: –FAA invierte mucho dinero en los medios para generar esa idea, que es falsa. Si Eduardo Buzzi es pequeño productor, ¿qué es doña Ramona Bustamante, en Córdoba, con sus pocas hectáreas, escasa agua y pocos animales?

R. F.: –En algún momento habría que definir claramente a qué se le llama “pequeño” productor. Como lo entiende el sector campesino, FAA está desde hace tiempo compuesto por medianos y grandes empresarios del agro. Sería importante que algún periodista le pregunte a Buzzi o De Angeli cuánto dinero ganan al año, quizás ahí sabremos qué tan pequeños productores son.

A. M.: –En la década del ’90, los productores de FAA que no se sojizaron desaparecieron y la entidad no hizo nada por ellos. Además, la entidad no dice que sus afiliados, con la complicidad del sistema político y jurídico, desalojan campesinos. Además, esos empresarios no cosechan alimentos en beneficio del pueblo, producen forrajes para la especulación en el mercado externo.

–Cuando comenzó la pelea por la Resolución 125, ustedes señalaron que Mesa de Enlace y Gobierno eran socios que se estaban peleando por una porción de la torta y que en algún momento arreglarán. ¿Cómo lo ven hoy?

D. M.: –Siempre dijimos que apoyamos la política de retenciones, pero eso es insuficiente. Es claro que no hay política para el campesinado, para el indígena, que somos los sujetos que podemos cambiar la lógica productiva.

A. M.: –La Secretaría de Agricultura está hecha a medida de la Mesa de Enlace y estos empresarios reciben millones de pesos de subsidios, mientras que los campesinos y agricultores familiares apenas ven migajas que en total no llegan al 5 por ciento del presupuesto total.

–¿La pelea es por la rentabilidad?

D. M.: –Es económica e ideológica. La rentabilidad de la soja es enorme, aun con retenciones y gastos de producción. Los agroempresarios ganan muchísimo dinero. Sería cuestión de ir a ver cómo viven estos señores y las propiedades que tienen. Pero es también una lucha ideológica porque el modelo de agronegocios no acepta que un Estado actúe regulando la economía ni acepta retenciones ni regulación de exportaciones, que son tibias maneras de intervenir el mercado.

R. F.: –Para el modelo de agronegocios, la única intervención posible es el subsidio a las empresas; el resto es una herejía y por eso combaten con tanta belicosidad.

–¿Si se bajan las retenciones habrá más sojización?

D. M.: –Sin duda. Bajar las retenciones es dar una ganancia tan exagerada que todos los empresarios van a querer producir más soja.

R. F.: –Es una relación simple y directa: si bajan las retenciones, aumentan las hectáreas con soja, los desmontes y la contaminación y baja el trabajo genuino.

A. M.: –Avanzarán sobre otros cultivos, lo que llevará al aumento de precios de los alimentos.

–¿Qué les significa escuchar a la Mesa de Enlace hablar de pobreza?

D. M.: –Hipocresía y arrogancia. Que la Mesa de Enlace hable de pobreza es como Videla hablando de democracia. No se puede hablar del hambre y tirar la leche, desabastecer a la población de alimentos y sólo pensar en su gran rentabilidad.

miércoles, 12 de agosto de 2009

ALGUNAS VERDADES SOBRE EL FONAF

Cuando desde los gobiernos pretenden acallar las voces del pueblo y "poner techo a los reclamos" se dan situaciones como ésta.
Cuando leemos las declaraciones de Miriam Bruno (FONAF) uno creería que pertenece a la Vía Campesina, pero no, pertenece a una entidad "paraestatal" que condiciona y coerciona a los campesinos que, para recibir algún tipo de beneficios -que por derecho les corresponden- deben "pertenecer a la Fonaf". Lo raro es que este "Foro Nacional de Agricultura Familiar" está presidido por..... el SECRETARIO DE AGRICULTURA DE LA NACION. ¿No parece un poco fascista la cosa?
A continuación transcribimos una nota aparecida en Página 12 y luego la posición del Movimiento Nacional Campesino Indígena, que decidió no participar en FONAF:


Nota en página 12
Reportaje a Miriam Bruno, coordinadora nacional del Foro Nacional de Agricultura Familiar

“Un modelo de producción diferente”

El conflicto por las retenciones y el protagonismo mediático de la Mesa de Enlace los dejó en las sombras. Sin embargo, para el Fonaf la disputa agudizó la contradicción con el modelo sojero. “Somos lo opuesto a la concentración de la tierra”, dice su coordinadora.

Por Raúl Dellatorre
http://www.pagina12.com.ar/fotos/20090810/notas/na11fo01.jpg
Miriam Bruno, una voz del campo que se opone a la concentración.

El Foro Nacional de Agricultura Familiar trabaja, desde 2006, en la búsqueda de la conformación de un espacio que refleje los intereses y la realidad de un sector campesino muy distinto al expresado por la Mesa de Enlace y las explotaciones agrícolas sojeras extensivas. Miriam Bruno, coordinadora nacional del Fonaf, repasó en una entrevista con Página/12 los aspectos principales de la política de ese sector, un acercamiento al Gobierno no exento de reclamos y las diferencias que los separan de otras representaciones del campo, como la Mesa de Enlace.

–A lo largo de todo el conflicto del Gobierno con el campo, el Foro no logró protagonismo pero ni siquiera visibilidad como sector. Incluso hay bastante confusión sobre cuál es su actual rol.

–Esta semana, el miércoles 12 y el jueves 13, vamos tener un encuentro de la Mesa Nacional, con delegados de todas las regiones del país. Son 44 en total. Ahí vamos a analizar dónde estamos parados. El principal objetivo, hoy por hoy, es fortalecer el trabajo en las provincias. Tenemos la posibilidad de fortalecer un espacio tripartito, Productores más gobierno provincial más Subsecretaría de Desarrollo Rural. No se podrá lograr en todas las provincias, pero es un espacio de institucionalidad importante para consolidar lo mucho hecho hasta ahora por el Foro.

–¿No se sienten representados, aunque más no fuera desde una posición crítica, por la Mesa de Enlace, que mediáticamente quedo instalada como la representante de todo el campo?

–No, definitivamente. El debate por la 125 (la resolución de las retenciones móviles) fue un límite. La Mesa no representa a ningún productor que esté de este lado, que trabaje como agricultor familiar. Hay todo un sector de agricultores a lo largo del país que se siente afuera de lo que representa la Mesa. Incluso sectores que están afuera del Fonaf.

–Por qué dice que el debate por la 125 fue un límite?

–Por todo lo que quedó expresado en el conflicto. El productor familiar necesita un Estado presente, no puede apoyar las propuestas de retención cero a los grandes exportadores. ¿Te imaginás que ellos sean los encargados de distribuir para que no haya pobreza?

–¿Y cuáles son las propuestas del Fonaf que los diferencian?

–Trabajamos sobre dos conceptos básicos. Uno es la soberanía alimentaria como objetivo. Otro es la agricultura con agricultores. La agricultura familiar es el único sector que puede garantizar ambos objetivos. Porque respetamos la tierra. Trabajamos para el autoconsumo y el mercado local, fundamentalmente, a diferencia del sector sojero y la agroindustria vinculada que apuntan todo a la exportación. A la pregunta de qué comemos y qué queremos comer, la única que le puede garantizar una respuesta es la agricultura familiar, a partir de políticas específicas para la producción del sector.

–Y si hablamos como sector y como clase, la agricultura familiar tiene que haberse visto enfrentada al avance de la soja sobre los cultivos tradicionales. ¿Qué experiencias recogieron?

–El desarraigo ha sido uno de los grandes problemas que nos dejó la sojización. Mucha gente fue expulsada de sus campos, en los que trabajaba desde hace años, por connivencia muchas veces de terratenientes y autoridades. Otros, en forma menos violenta, fueron desplazados porque los tentaron con la posibilidad de arrendarle el campo a un pool de siembra. Muchos no tuvieron alternativa, ante la falta de herramientas para trabajar el campo les fue más sencillo alquilarlo. Por eso es que la búsqueda nuestra es una reforma agraria, que transforme el régimen actual de propiedad y concentración de la tierra. Pero primero hay que plantear un reordenamiento territorial. Ver dónde estamos parados, cuál es la situación. Es un planteo que viene formulándose en el marco de la Subsecretaría de Desarrollo Rural. Lo que se persigue, en lo inmediato, es parar la tala de árboles y detener la desocupación, la expulsión de los agricultores familiares.

–En materia de comercialización, ¿están trabajando en algún esquema que los independice de los circuitos controlados por las grandes empresas?

–La idea es empezar a generar cuencas de productores familiares, espacios propios de comercialización. Buscar una forma de relación diferente entre productores y consumidores, valorar la relación entre las personas más que sobre el producto. Generar una relación social distinta.

–¿Qué acciones políticas están desarrollando en este momento?

–Todas las acciones necesarias para ser convocados al Consejo Económico y Social. Hemos obtenido logros importantes en los espacios compartidos con el Gobierno, lo cual nos da un aval para pedir participación. A la vez, hemos generado nuestros propios espacios, tenemos una Mesa Nacional con propuestas específicas para el sector. Construimos un nuevo modelo productivo. Tenemos bastante para decir al respecto y en relación al modelo de concentración dominante. Queremos hacer conocer nuestros planteos y seguir trabajando junto a la subsecretaría, es una institucionalización que el sector de agricultura familiar necesita. Queremos ser parte de la construcción de políticas públicas, sabiendo desde dónde y para qué discutimos esas políticas. Creemos en los productores urbanos y rurales trabajando juntos a favor de la soberanía alimentaria, en la responsabilidad del precio justo que le permita al productor vivir de su trabajo y al consumidor acceder a lo necesario para su alimentación. No vamos a discutir con otros si somos los productores medianos o chiquitos para buscar representación desde ahí. Somos un modelo diferente de producción.



Movimiento Nacional Campesino Indígena

Vía Campesina

El FoNAF y la Lucha campesina indígena

Alianzas y relación con el estado luego de la resolución 125

Argentina - Julio de 2009

Introducción

Desde que se creó la Subsecretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar de la nación el Foro Nacional de Agricultura Familiar se ha vuelto un tema de análisis de las organizaciones campesinas, debido a que desde el gobierno presionan y extorsionan a los campesinos para que participen del mismo y así legitimarlo como la organización que representa los intereses de los campesinos, indígenas y agricultores familiares del país.

Desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena siempre hemos sostenido la necesidad de tener una mirada latinoamericana, de generar marcos de alianza nacionales e internacionales que permitan avanzar hacia la transformación de toda la sociedad. Es un objetivo claro conformar un movimiento de identidad campesina sostenido en los pilares de la soberanía alimentaria y la reforma agraria, respetando las diversidades y con carácter amplio. También estamos convencidos de la importancia de la unidad popular, de la necesidad impostergable de espacios en los que confluyan organizaciones campesinas, estudiantiles, de trabajadores ocupados y desocupados.

Sin embargo hemos definido no participar del FoNAF, exigiendo además que la subsecretaría se relacione y financie a todas las comunidades campesinas e indígenas sin que pertenecer al FoNAF sea una condición.

En este documento acercamos más información y ejes de debates para poder analizarlo más profundamente en las comunidades compañeras.

Los resultados de esta cartilla se nutren de muchas reuniones y actividades del MNCI.

Entonces reflexionaremos sobre la siguiente pregunta: ¿Por qué no estamos en el FONAF?

Algunas primeras consideraciones sobre el FoNAF

Leamos y analicemos un extracto de la Resolución 132/06 SAGPyA que crea el FoNAF en el año 2006.

ARTICULO 1º — Créase en el ámbito de la SECRETARIA DE AGRICULTURA,

GANADERIA, PESCA Y ALIMENTOS del MINISTERIO DE ECONOMIA Y PRODUCCION, el

Foro Nacional de la Agricultura Familiar.

ARTICULO 2º — El mencionado Foro estará integrado por el Coordinador del

Programa Federal de Reconversión Productiva – CAMBIO RURAL, el

Coordinador del Programa Social Agropecuario, el Coordinador Técnico de

los Programas del Nordeste y Noroeste Argentino – PRODERNEA/ PRODERNOA,

todos ellos en representación de la SECRETARIA DE AGRICULTURA,

GANADERIA, PESCA Y ALIMENTOS del MINISTERIO DE ECONOMIA Y PRODUCCION el

Coordinador Alterno de la Reunión Especializada de la Agricultura

Familiar del MERCADO COMUN DEL SUR (MERCOSUR) y DOS (2) representantes

por cada organización que represente a la Agricultura Familiar Argentina.

ARTICULO 3º — La presidencia del Foro Nacional de la Agricultura

Familiar será ejercida por el Señor Secretario de Agricultura,

Ganadería, Pesca y Alimentos, quien podrá delegarla en la persona que

oportunamente sea designada al efecto.

ARTICULO 4º — El Foro Nacional de la Agricultura Familiar tendrá las

siguientes funciones:

a) Constituir un espacio de diálogo político entre el sector estatal y

la sociedad civil organizada de la agricultura familiar (…).

Según el boletín oficial de la subsecretaria de desarrollo rural y agricultura familiar:

el Foro es considerado un espacio formal de concertación, legitimado por la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, donde las organizaciones interactúan con los funcionarios de las áreas competentes.” (AMBA abril 2009)

Como vemos en la resolución, el FoNAF está presidido por el Secretario de agricultura de la nación, además también forman parte del mismo todos los coordinadores y funcionarios de programas como PSA, Cambio Rural, INTA Minifundio, PRODERNEA, etc…

Es decir, dicen que el foro expresa la “voz campesina” pero el mismo está bajo control del estado.

Comparación como ejemplo:

Imaginemos una CGT que sea presidida por el ministro de trabajo de la nación y que todos los funcionarios de programas de empleo y de fomento sean miembros de la misma.

¿Sería esa CGT una organización de trabajadores’? ¿Podría esa CGT defender los derechos de los trabajadores?

Imaginemos ahora que el gobierno dijera que para “ser trabajador” y recibir los beneficios de la ley (como trabajo en blanco, sueldo digno, vacaciones, etc,) es obligatorio ser de esa CGT, y el trabajador que no este no podría recibir beneficios. ¿Sería eso justo? Claro que no. Los trabajadores tienen derecho a organizarse por fuera del estado.

Los derechos de los trabajadores son universales y la CGT es conducida por los trabajadores que deben elegir a sus delegados entre sus compañeros de trabajo. Al menos esto en la teoría

¿Qué viene a ser entonces el foro?

Si analizamos la historia del foro, veremos que surge de acuerdos políticos entre la FAA y sectores de la burocracia que se escudan detrás del desarrollo rural para manejar mucho dinero de programas y relaciones con el Banco Mundial, el BID y el estado.

La FAA venia devaluada de la década del 90 ya que los productores que no se “sojizaron” desaparecieron y la FAA en un acuerdo tácito con el menemismo permitió que eso suceda.

Luego para reconstruir su imagen, la FAA comenzó a cooptar organizaciones campesinas con un discurso “progresista” detrás del que ocultaba su política de agronegocios. Así desde el Departamento de desarrollo rural de FAA se teje una alianza con los tecnócratas que viven de los programas del estado que jamás llegan a los campesinos.

Esta alianza (FAA y tecnócratas de SAGPyA) comenzaron a planificar como construir una cara campesina que pudieran manejar y que les sirva para justificar sus altos sueldos en la subsecretaria, nuevos cargos (para varios FAA), y conseguir más créditos y subsidios del banco mundial y el BID.

Así dan los siguientes pasos:

1- Junio de 2004: creación de la REAF en buenos aires (en el marco del Mercosur)

2- Diciembre 2004: Comisión de agricultura familiar (ya en el orden nacional)

3- Mayo 2005: ya asegurado el control político del espacio, abren el juego a más organizaciones. (III REAF)

4- Diciembre de 2005: en la SAGPyA, con el secretario de agricultura presente, los programas como el PSA llevan productores y organizaciones. Se crea el FoNAF

A esta altura el FoNAF se presenta como un espacio para debatir políticas de la agricultura familiar.

En marzo de 2006 se oficializa la institucionalidad del foro con la resolución 132/06, el foro ya es del estado oficialmente.

En mayo del 2006 se realiza un encuentro en Mendoza, el documento será manipulado por la FAA, ya que le agregará las conclusiones la demanda de que se “eliminen las retenciones a las exportaciones de la Agricultura Familiar, esa demanda nunca fue dicha públicamente en el encuentro. Empieza a quedar claro que los encuentros son “cortinas de humo” y las cosas las definen otros por fuera del foro. (FAA y tecnócratas de SAGPYA)

Luego en una reunión de “delegados regionales” del FoNAF en Buenos Aires en el local de las FAA, el compañero Ariel Méndez es expulsado escandalosamente por no querer avalar los dictámenes de FAA. En ese momento FAA quería imponer a uno de sus hombres como coordinador nacional del PSA. Ariel Méndez sostuvo que el Foro no debía discutir nombres ni cargos, sino políticas y demandas de los campesinos. Por eso fue expulsado y lo echaron del local con amenazas.

En ese momento termina de quedar claro que el foro es una pantalla.

Marzo de 2008 – con la resolución 125 sobre las retenciones a la exportación de soja salen a la luz definitivamente las consecuencias del modelo de agronegocios particularmente de la soja. Es necesario tomar posición y FAA lo hace, demuestra sus principios e intereses y se coloca junto con la Sociedad Rural Argentina, la CRA y CONINAGRO.

No queda más lugar en la FAA para la “pantalla campesina”, muchas organizaciones que fueron engañadas se retiran. Y el grupo que había desarrollado la estrategia del FoNAF debe salir porque si no perdería todo lo construido. Así el equipo del departamento de desarrollo rural se va de FAA (con el acuerdo de Buzzi) y se recuesta definitivamente dentro del FoNAF. Estos personajes mantienen una reunión con Néstor Kirchner hablando en nombre del campesinado sin consultar a ninguna de las organizaciones del FoNAF

En nombre del FoNAF negociaron cargos en la SAGPyA y en la nueva subsecretaria de desarrollo rural.

A partir de esta negociación el FoNAF ha sido utilizado para varios actos políticos del Kirchnerismo. Sin debate ni consulta con las organizaciones de base, se convoca a través de los programas y se llenan escenarios para actos de campaña y de gobierno. A los mismos se llevan no solo campesinos si no militantes partidarios y de movimientos afines al gobierno que “llenan” esos actos en nombre del campesinado y la agricultura familiar. Con estos actos los mismos personajes siguen negociando espacios de poder a costa de las organizaciones que llenan el foro.

En la última convocatoria para debatir sobre el manual operativo de la subsecretaria se condujo a los presentes a trabajar en grupos que “coordinaron” técnicos de los programas (PSA, PRODERNOA, etc). De esta manera la opinión de los campesinos y organizaciones es manipulada, así como las conclusiones.

Además con la creación del RENAF (Registro nacional de la agricultura familiar) establecen que solo podrán acceder a los beneficios de la subsecretaria aquellos que estén registrados.

Y con el nuevo manual operativo solo pueden participar de las mesas de proyectos y de los beneficios de la subsecretaria, las organizaciones que se sumen al FONAF.

La actual composición de la Subsecretaria de Desarrollo Rural parece marcar una interna, por un lado el subsecretario que es un hombre de Alicia Kirchner y por otro varios Directores que vienen de FAA. Con poderes divididos, es decir ninguno pareciera tener el control total.

El foro no es una genuina representación de las diversas voces de la agricultura familiar y campesina ni cumple un rol institucional transparente donde las organizaciones puedan participar libremente.

Tal vez el paso previo que no se permitió cumplir es la construcción de un espacio amplio y democrático donde puedan encontrarse todas las organizaciones campesinas y de agricultores familiares para debatir y generar propuestas y acciones. Este espacio debe ser autónomo del estado, partidos y religiones. Debe ser construido desde las organizaciones respetando sus tiempos y etapas.

El problema de la coyuntura actual:

Sabemos que el agronegocio, el modelo de la agricultura industrial son contradictorios con la vida campesina.

En nuestro país a partir de la resolución 125 se profundizo la discusión sobre el modelo agropecuario de nuestro país. Y con esto la posibilidad de desnudar las consecuencias que trae este modelo agropecuario.

El agronegocio es muy poderoso y quiere apropiarse de todo el territorio y los recursos naturales incluidos los que están en manos del campesinado.

Es una etapa que exige alianzas para poder golpear todo lo que se pueda al agronegocio. Aceptando las diferencias y diversidades, campesinos, agricultores familiares, indígenas, pequeños productores , pescadores artesanales y recolectores, todos aquellos que vemos el peligro de la concentración de la tierra y de la producción de alimentos, de la contaminación y destrucción de los bienes naturales y del hambre. Todos deberíamos poder conformar una posición común contra el agronegocio (es decir: contra terratenientes, multinacionales, mesa de enlace, SAGPyA, AAPRESID, grupos CREA, Cobos, Felipe Sola, Reuteman, Carrio, etc…)

En ese sentido, el FoNAF hoy podría ser un actor más en esa alianza, pero al presentarse como la “única voz campesina” e intentar excluir a todo lo demás del apoyo de la subsecretaria, limita y condiciona las posibilidades de unidad. (Un error recurrente del Kirchnerismo)

Algunas deducciones y ejes para el debate.

Podemos deducir entonces que el FONAF NO es una organización campesina, si no un espacio formal del estado en el cual se intenta institucionalizar la voz campesina. O claramente representa una alianza entre organizaciones campesinas y el estado. Estrategia similar a la que desarrolló el fascismo para controlar a los pueblos europeos en el siglo pasado.

El estado es una acumulación de instituciones creadas para defender la propiedad privada y los privilegios de los capitalistas. Por lo tanto el estado que existe hoy es uno de nuestros enemigos. Si no, hagamos memoria: cuando tenemos conflictos de tierra: es la policía, son los jueces y fiscales, incluso programas del estado quienes trabajan para que los terratenientes y empresarios se salgan con la suya. Es decir el estado actúa en defensa de los terratenientes y empresarios o sea el estado protege al capitalismo.

Entonces ¿tiene sentido hacer alianzas con el estado? ¿No es una trampa?

Debemos recordar la diferencia entre gobierno y Estado. No es lo mismo.

Los gobiernos pasan de elección en elección pero las instituciones quedan. Los gobiernos representan a grupos políticos que se unen para utilizar al estado en función de sus intereses. Según la fuerza y la conciencia política de los pueblos los gobiernos serán de derecha (defienden y sostienen las desigualdades) o de izquierda (intentan disminuir la desigualdad). Pero el estado tiene origen y gran parte de su esencia en los ideales de la derecha. Entonces no es simple que un gobierno pueda cambiarlo.

Con los gobiernos podemos entablar diálogos o relaciones políticas.

El estado es el capitalismo mismo, para derrotar al capitalismo habrá que transformar al estado, o según dicen algunos, no deberá existir el estado.

Entendemos que para cambiar ese estado es necesario que el pueblo este organizado e informado, y también que el pueblo pueda dominar los medios de producción, principalmente los de alimentos. Para cambiar el estado necesitamos soberanía alimentaria.

Entonces cuando organizaciones de masas de campesinos, trabajadores ocupados y desocupados tengan la fuerza suficiente podremos establecer otro estado.

Mientras tanto luchamos para sacarle beneficios al estado, pero siendo consientes de que es nuestro enemigo. Para ello a veces podemos dialogar y relacionarnos con los gobiernos y a veces no.

Pero siempre desde fuera del estado. Las organizaciones no pueden ser parte del estado.

Conclusiones

El FoNAF fue pensado y creado por una alianza de sectores de las FAA y funcionarios de la SAGPyA para tener una pantalla que les permita acceder a nuevos cargos y manejar (para su beneficio) más recursos nacionales y del banco mundial.

La filosofía que nutre a estos tecnócratas es que hay un número determinado de familias campesinas que pueden ser incluidas en el “sistema”, (agregando valor a su producción y convirtiéndolos en pequeños empresarios capitalizados). El resto de las familias campesinas indígenas que “no se adapten a las normas y exigencias” serán excluidas.

El FoNAF es una organización estatal, conformada por funcionarios, coordinadores y técnicos de programas y agricultores familiares organizados o no.

En los hechos el FoNAF es conducido y manipulado por esa alianza de los ex-FAA y los tecnócratas de la SAGPyA

El FoNAF es utilizado por esos personajes como si fuera una organización política y gremial campesina, para respaldar desde ahí sus intereses. De esta manera insisten en los medios y en el gobierno que el FoNAF es la “voz de los agricultores familiares y campesinos”.

Para fortalecer al FoNAF extorsionan a los campesinos desde la subsecretaria de desarrollo rural y agricultura familiar poniendo a la participación en el foro como condición para recibir recursos.

Con la nueva subsecretaria no han aumentado los recursos para las organizaciones campesinas ni ha mejorado la política estatal para fortalecer la economía campesina.

Además intentan institucionalizar las luchas campesinas, llevándonos a mesas de diálogo en las cuales se estancan las luchas.

En la lucha mediática de campo vs gobierno, el FoNAF pasa a ser utilizado por el kirchnerismo, sin permitir ninguna posición crítica. Han utilizado al FoNAF para llenar actos y hacer declaraciones tibias sobre las retenciones y sin permitir que se avance desde el FoNAF en la crítica y denuncia a las multinacionales y los agronegocios.

En los hechos, desde el estado no se ha fortalecido a la agricultura campesina, tampoco se ha avanzado en medidas contra el agronegocio.

El FoNAF no ha permitido el dialogo entre organizaciones, porque que la comunicación entre las mismas esta “mediada” por técnicos y funcionarios del estado que impiden el acercamiento y la discusión política.

Es necesario trabajar en la construcción de un espacio amplio y autónomo del estado, donde nos encontremos organizaciones campesinas, indígenas y agricultores familiares para acordar agendas de lucha y trabajo por la soberanía alimentaria y la reforma agraria.

Siglas

FoNAF: Foro Nacional de la Agricultura Familiar

REAF: Reunión especializada para la Agricultura Familiar. Es parte de las instituciones del Mercosur, desde las cuales se van acordando propuestas para el funcionamiento del intercambio comercial en el Mercosur.

SAGPyA: Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación.

RENAF: Registro Nacional de Agricultores Familiares

FAA: Federación Agraria Argentina

MNCI: Movimiento Nacional Campesino Indígena


“Si no existe organización, las ideas, después del primer momento de impulso, van perdiendo eficacia, van cayendo en la rutina, van cayendo en el conformismo y acaban siendo apenas un recuerdo”. Che Guevara

Tierra, Trabajo Y justicia!

¡Soberanía Alimentaria!

¡Reforma Agraria!

Viejas prácticas para acallar FM Pajsachama

Martes, 11 de Agosto de 2009 11:53

Deolinda Carrizo, del área de comunicación del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), habla con la voz y tonada pausada de su provincia. Sin embargo, el hecho por el que Medio y Medio la entrevistó trae a la memoria las más rancias y viejas prácticas de la dictadura. Las bombas incendiarias que quisieron acallar a FM Pajsachama, perteneciente a las comunidades del pueblo Lule-Vilela, la única radio que funciona a energía solar en Argentina, es una señal más de que en el país las cuestiones de fondo no están saldadas.

¿Qué pasó Deolinda?

Veníamos recibiendo amenazas telefónicas desde hace un tiempo. De hecho, la anoche anterior al atentado dejaron un mensaje diciendo que si no nos callábamos iban a hacernos callar ellos. Esta vez, la amenaza se cumplió, pero por suerte había un compañero nuestro cuidando la radio y pudo controla el incendio.

¿Fue casualidad que estuviera ese compañero en el lugar?

No. La verdad es que con esto de las amenazas nosotros votamos para que cada noche se quedara alguien cuidando. Hay que tener en cuenta que la radio se encuentra en la sede central de Productores del Norte, en un lugar muy desolado –Paraje El Retiro-, a unos 15 kilómetros de un poblado muy pequeño que se llama San José de Bosquerón y a unos 70 kilómetros de Nueva Esperanza.

¿Cómo pudo controlar el fuego?

Estaba ahí cuando escuchó ruidos extraños y fue a ver que pasaba. Ahí vio a un tipo que salía corriendo. Entonces, descubrió una botella con nafta –la típica molotov- donde hay unas 16 baterías que alimentan los paneles solares y otra sobre un camión que tiene la comunidad. Desgraciadamente se quemaron algunos cables y libros, pero por suerte pudo apagar otra botella que habían lanzado sobre un generador eléctrico que usamos cuando hay días nublados. Si nos quemaban eso nos quedábamos sin nada.

¿No hay policía en el lugar?

El día anterior al hecho, en un pequeño destacamento que se encuentra allá, había seis policías, pero cuando amaneció había solo uno. Ahora bien, cuando los compañeros fueron a hacer la denuncia no había nadie porque ese policía que estaba dejó el lugar diciendo que se encontraba enfermo.

¿A que atribuyen ustedes el atentado?

En esa zona hay un conflicto de tierra bastante fuerte con terratenientes que quieren quedarse con las tierras. De hecho, el comisionado municipal, Juan Cuella, que tiene una radio, no le gusta nada lo que se transmite en nuestra FM, y lo hace saber públicamente. También hay un terrateniente de apellido Boig, que tiene empresas en Tucumán y es dueño de varios negocios en Nueva Esperanza, que tampoco muestra mucha simpatía por nuestro accionar.

¿Cómo sigue ahora esta cuestión?

Los compañeros, como te conté, quisieron hacer la denuncia en el destacamento, el número 12, pero no encontraron a nadie. Ahora seguirán en los juzgados, sea en el de Nueva Esperanza o en el de la capital, que está a más de 300 kilómetros del lugar. Es una lástima esto que sucedió, pero estamos alertados. Esta es la única FM de la Argentina que funciona a energía solar gracias a FM La Tribu, de la Capital Federal, quienes nos instalaron los equipos.

http://www.medioymedio.com.ar/nacionales/835-viejas-practicas-para-acallar-fm-pajsachama.html

Llamada de Solidaridad de la Vía Campesina de Honduras

2009-08-12

Atentado criminal contra las oficinas de La Vía Campesina en Honduras

Comunicaciones Via Campesina en Honduras



Anoche a las 11:23 pm - después del toque de queda que se inició a las 10:00 pm - personas desconocidas abordo de un Toyota Turismo de color crema placa PCA1981 dispararon contra la oficina de la Vía Campesina en Honduras que coordina el compañero Rafael Alegría. El hecho fue un claro atentado contra nuestras organizaciones sociales y sus dirigentes sociales que están al frente de la resistencia contra el golpe de estado. Les recordamos que hace unos 15 días hubo una bomba capaz de matar a 15 personas que se estalló en la sede del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares (STIBYS). Hoy se suma este otro hecho criminal en la oficina de la Vía Campesina. Las dos organizaciones antes mencionadas son parte del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe del Estado.

Condenamos esta acción ya que las actividades de la Vía Campesina y del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe del Estado son completamente pacíficas. Agregamos que curiosamente cuando se estipula un toque de queda los únicos que pueden andar en las calles son los policías.

La Vía Campesina en Honduras llama a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales para vigilar y darle seguimiento no solamente a este hecho contra su sede y sus dirigentes, sino la defensa de los derechos humanos de todo el pueblo Hondureño y de las y los compañeros que están en las calles en resistencia contra el golpe de estado desde hace 46 días. El Dirigente Rafael Alegría comenta que “Los derechos del pueblo están siendo realmente violentados. Esta es una situación lamentable, ya que desde que se inició la resistencia ha habido muchos heridos, asesinados, capturados, desaparecidos y muchas otras violaciones a los derechos humanos de los hondureños.”

Según un informe preliminar proporcionado por uno de los abogados asesores del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe del Estado, fueron cientos de personas heridos y más de 40 detenidos como resultado de hechos violentos suscitados ayer en horas de la tarde ya para culminar una movilización masiva y pacífica. El grupo de abogados del frente interpuso un recurso de Habeas Corpus para lograr la liberación de las y los compañeros detenidos ayer. La dirigencia del frente mantiene que se produjeran esos disturbios ocasionados por personas ajenas a la protesta, enviados por los golpistas, para provocar estos enfrentamientos y desprestigiar las protestas pacíficas que ha venido desarrollando el frente. Las personas detenidas están acusadas de rebelión, terrorismo, y traición de la patria entre otros delitos.

Enfatiza Alegría que “El Frente de Resistencia no es responsable de estos hechos. Los principios y la mística del Frente son la marcha pacífica, el reclamo pacífico, la movilización pacífica. En ningún momento usamos o llamamos a hechos de violencia. Parece que estos hechos son de grupos interesados en hacer fracasar la movilización social que se encargan de la provocación de toda esta situación y categóricamente decimos que no tenemos ninguna responsabilidad en estos hechos.”

Por todo lo sucedido en las últimas 24 horas, la Vía Campesina de Honduras hace un llamado a la Vía Campesina internacional, los movimientos sociales, organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales para que envían mensajes o delegaciones para apoyar lo que es la solidaridad y la defensa de los derechos humanos en Honduras, y ayudar ponerle un alto a tanta injusticia y violencia en contra del pueblo hondureño que se encuentra indefenso.

Por favor, dirigir cartas de denuncia y/o de solidaridad a las siguientes direcciones:

Secretaria de Estado de Seguridad Pública
Coronel Jorge Rodas Gamero
Fax: (504) 237-9070/ 220-55-47
Correo: sseg.06@hotmail.com

Fiscalía de los Derechos Humanos
Lcda. Sandra Ponce
Fiscal Especial de Derechos Humanos
Tegucigalpa, Honduras
Fax: (504) 221-3656
Correo: ponce10s@yahoo.com.ar

Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (CODEH)
Presidente Andrés Pavón
Correo: andres@codeh.hn, codeh@codeh.hn

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH)
Coordinadora Bertha Oliva
Correo: mail@cofadeh.org

La Vía Campesina de Honduras
Correo: laviacampesina@cablecolor.hn

Comunicaciones Via Campesina en Honduras

PRIMER CONGRESO MNCI

Primer ASAMBLEA DE MUJERES Y PRIMER CONGRESO DEL MNCI CLOC

Primer ASAMBLEA DE MUJERES Y PRIMER CONGRESO DEL MNCI CLOC
click en imagen

20 AÑOS MOCASE VIA CAMPESINA

20 AÑOS MOCASE VIA CAMPESINA

BETY CARIÑO: MILITANTE ANTIMINERA ASESINADA EN OAXACA - MEXICO

Discurso de Bety Cariño. Tecuán News- Kolectivo Azul. Embajada de Canadá. 3 de diciembre de 2009